Bienvenido a la Fábrica de Muebles López Gallego S.L

 

FABRICACIÓN: La elaboración de un dormitorio es un proceso ardúo y laborioso, por lo que la experiencia lo es todo. Se comienza con la selección de la madera, paso importante, ya que la materia prima es primordial, para llegar al resultado final del producto. La madera ha de ser limpia, carente de nudos, de diversas medidas que necesita ser inspeccionada una vez serrada, para evitar numerosos males tales como la polilla, sámago, deterioro del corazón del árbol, etc.

 

El segundo paso es el almacenamiento y secado. Se necesita espacio de almacenamiento, siendo de vital transcendencia, tapar las pilas de castaño consiguiendo aislar unos tableros de otros de manera eficaz para conseguir una optima ventilación y secado. No se puede hacer un dormitorio con la madera verde. La madera tiene vida y se mueve, por eso es preciso que el secado sea efectivo.

 

El tercer paso de la elaboración. El proceso se lleva a cabo de forma artesanal contando con maquinaria, pero dejando al ser humano inspirar su arte creativo. Se cuida con esmero y buscando la perfección de detalles tan importantes como el cepillado de las piezas y el mimo mas absoluto en el lijado y barnizado. A tener en cuenta y de vital importancia es el secado del mueble, siendo este minucioso al buscar una temperatura concreta dependiendo de la época de año. Las piezas son de castaño mazico y los herrajes de gran calidad, para que el producto no tenga ni un "pero", demostrado a lo largo de los 35 años como fabricante artesano.

 

La experiencia se plasma en el mueble, encontrando en los acabados del mueble unos resultados y acabados excelentes y de una gran durabilidad. Convirtiendose en dormitorios que pueden pasar de generación en generación, pero nunca de moda, siendo asi un mueble atemporal, contando con tres variedades de acabado diferenciadas para todos los gustos:

a) Moderno: Siendo el mismo de formas rectas y angulosas, pero de acabado pulido y redondeado.

b) Clásico: Despliega una noble elegancia con un adorno mínimo. Una vez se ha captado la naturaleza de lo que es visualmente clasicista, los elementos requeridos para que un diseño exprese esta tendencia casi se seleccionan por sí mismos. Los rebordes pueden ser apaciblemente líricos y los colores deben ser similarmente contenidos.

c) Rústico: Provenzal: formas ovaladas con numerosos tornos rebajes y tallajes hacen de el un conjunto majestuoso, de poder. Como ejemplo las dos columnas perfectamente diferenciadas a ambos lados del cabecero y piecero.

 

 

Aqui podrá encontrar muchas soluciones para amueblar su hogar en cualquier estilo moderno, clásico o rústico.